FLORES DE BACH


Las flores de Bach son esencias naturales utilizadas para tratar diversas situaciones emocionales, como miedos, soledad, desesperación, estrés, depresión y obsesiones. Fueron descubiertas por Edward Bach entre los años 1926 y 1934.

El Dr. Bach era un gran investigador, además de médico y homeópata. Experimentó con diversas flores silvestres nativas de la región de Gales, en Gran Bretaña, de donde era originario, hasta encontrar 39 remedios naturales, cada uno con propiedades curativas para distintos problemas emocionales. A estas 38 flores se les llama Flores de Bach.

Las Flores de Bach también reciben el nombre de esencias florales de Bach y de elíxires florales de Bach. Su teoría era que las enfermedades físicas tienen un origen emocional, y que si los conflictos emocionales subsisten por mucho tiempo, el cuerpo enferma. Sin embargo, al restaurar el equilibrio emocional se resuelve la enfermedad física. Fue de esta forma que desarrolló la Terapia de las emociones.

Después de más de 70 años, las Flores de Bach han sido probadas como un magnífico sistema para tratar los problemas físicos, mentales y emocionales de los seres vivos.


Aplicaciones en animales de las Flores de Bach

Los animales también tienen emociones y experiencias, que determinan su comportamiento y personalidad. Con las Flores de Bach podemos tratar las experiencias negativas que hayan sufrido, y las emociones desagradables que estén padeciendo.

Ejemplos de Flores de Bach para casos concretos

Dentro de las Flores de Bach para pequeñas mascotas tenemos el Rescue Remedy o remedio de emergencia, es de inestimable ayuda, sobre todo ante visitas al veterinario, accidentes o cambios bruscos en la rutina de sus cuidados. Otras flores, como el Manzano silvestre y el Olivo en las infecciones, conjuntamente con los antibióticos o antiparasitarios prescritos, o el Nogal para problemas con el desarrollo o el celo, son tan valiosas en el botiquín de estos pequeños como en el de los perros o los gatos. Podemos ayudar con las Flores de Bach en procesos naturales desde la cría o la muda, también son un cuidado paliativo para aliviar el sufrimiento si la muerte de la mascota es inevitable.

Diagnóstico según cada caso

Según el caso, ya que cada animal es único y especial, podremos necesitar Acebo, Mostaza, Castaño dulce, Violeta de agua, etc. La elección de la fórmula floral depende de varios factores, sobre todo conocer bien al animal, las características de su especie y su ambiente, valorar el estado emocional y el grado de compromiso en sus cuidados básicos.

Con estas pequeñas mascotas nos encontramos a veces errores en su manejo debido simplemente a la ignorancia: alimentación inadecuada, exposición a corrientes de aire, jaulas o accesorios donde se pueden dañar o lo más grave: tratarlos como juguetes. Los casos que precisan de un diagnóstico más exhaustivo son los problemas de comportamiento y las secuelas traumáticas debidas, desgraciadamente, al abandono y al maltrato. De hecho, en muchas de estas especies la terapia floral (Flores de Bach) constituye más que una alternativa, en ocasiones es la única esperanza para mejorar algunos trastornos ante la imposibilidad de emplear pautas de educación o fármacos cuyos efectos adversos no tolerarían.

Como podemos administrar la Flores de Bach a las pequeñas mascotas

Las Flores de Bach son compatibles con otros tratamientos y cuidados recomendados por veterinarios, educadores, criadores, etc. La administración de remedios florales para estos animalitos o pequeñas mascotas ha de ser diluida con independencia del estabilizador utilizado, porque son muy sensibles y la mayoría de los conservantes son fuertes para sus delicados organismos. Y una vez más, la frecuencia de las tomas es más importante que la cantidad de dosis. Las Flores de Bach se pueden dar, a las pequeñas mascotas, directamente las gotas en su boca o pico con pipetas de plástico o 1 ml en su bebedero, reponiéndolas cada vez que se cambie el agua.

Evidente, en estas pequeñas mascotas son suficientes unas pocas gotas de una segunda dilución (es decir, de un gotero de 30 ml de agua mineral con 2 gotas de la esencia, 4 gotas si se trata de Rescue Remedy, sin añadir brandy, vigilando su conservación sobre todo si hace calor). Si hay varios animales pero las gotas son para uno o dos en especial, no hay ningún problema en que los otros que toman del mismo bebedero las consuman, en algunos casos incluso es conveniente.

>Como dar las Flores de Bach a las aves

Los loros son aves que se benefician muchísimo de esta terapia por su gran sensibilidad que les lleva al picaje de las plumas debido al estrés. Veterinarios y especialistas en rehabilitación de aves (tanto rapaces en refugios, como pájaros domésticos) encuentran mediante la dilución de las esencias que no sólo garantizan su seguridad, sino que ademÁs obtienen una curación y un efecto de equilibrio emocional mÁs potente cuando se diluyen, incluso cuando se llega a potencias homeopáticas.

También se han encontrado resultados satisfactorios en aves mediante la evaporación en la atmósfera de unas gotas de flores en un cuenco de agua, fuente o vaporizador cerca de la jaula. Podemos preparar los spray y las vaporizaciones con cualquier esencia o combinación que necesitemos, vertiendo diez gotas del concentrado de la flor en el agua del atomizador o del recipiente.

Desde aquí quiero dar las gracias a mi amiga Pilar Zamarra Sanjoaquín por haberme introducido en el mundo de las flores de Bach, por aconsejarme cada día y estar ahí cuando la necesito. Os dejo su página para quien le pueda interesar:

http://sanadoresymaestros.blogspot.com


13 de Junio de 2013

Volver