CHÍA (Salvia hispánica)

Es una planta herbácea cuya familia son las lamiáceas; es uno de los vegetales con mayor concentración de ácido graso alfa-linolénico omega 3, junto al lino, conocidos hasta el momento. Florece una vez al año, entre julio y agosto en el hemisferio norte, puede llegar a medir un metro de alto, sus hojas van de 4 a 8cm de largo y de 3 a 5cm de ancho. Posee flores hermafroditas de color púrpura o blanco que aparecen en ramilletes. Cuando el verano pasa, las flores se convierten en un fruto de donde sale la semilla de Salvia HispÁnica. Ésta es rica en mucílago, fécula y aceite; tiene 2mm de largo y 1,5 de ancho, es ovalada y rojiza.

La medicina actual ha reconocido las propiedades de ésta semilla, por lo que no es una simple presunción, se encuentra estudiada y confirmada. Cuando se trata de la alimentación, la composición química y el valor nutricional de la Salvia Hispínica han sido ampliamente recomendados como una base en los alimentos diarios de cualquier persona por su fuente natural de ácidos grasos omega 3, antioxidantes, proteínas, vitaminas, minerales y fibra dietética. Dentro de ellos ofrece vitaminas del complejo B y minerales, siendo buena fuente del grupo B -B1, B2, B3, B6 y B8-, vitamina E y A. sumado a eso, contiene cobre, boro, selenio, zinc, hierro, potasio, magnesio, fósforo y calcio; tiene sodio pero en muy baja cantidad. Ayuda a mejorar los niveles de colesterol en sangre, regula los triglicéridos, la artritis, las afecciones cardiovasculares y pulmonares, anemias, embarazo y debilidad inmunológica, es antiviral, laxante, hipotensor, antiinflamatorio, regulador del azúcar en sangre y antioxidante.

La respuesta a todos estos beneficios la encontramos en el desglose de la composición de la semilla de la Salvia Hispánica, que es un 20% de proteína, un 25% de fibra alimentaria (5% fibra soluble de muy alto peso molecular) y un 34% de aceite; el 64% del aceite son ícidos grasos omega 3. No contiene gluten y no se le conocen componentes tóxicos, por lo que los celíacos y cualquiera que lo desee la pueden consumir.

Si comparamos la Chía con otros alimentos nos encontramos con estas equivalencias:


La forma en la que la podemos encontrar es:

  • Aceite de Chía: no tiene olor a pescado y no necesita de conservantes artificiales, pues ya posee sus antioxidantes naturales. Se puede utilizar para lo que se quiera o simplemente para tomarlo a diario, ya que cuenta con los mismos beneficios que se han descrito anteriormente.

  • Harina de Chía: se le conoce como semilla parcialmente desgrasada, pero conserva sus propiedades, a pesar de haber sido prensada para extraer el aceite. Se puede utilizar al igual que cualquier harina.

  • Semilla de Chía: es la semilla en su estado natural, la cual se puede consumir así y, evidentemente, cuenta con todas sus propiedades y beneficios.

    Si tenemos en cuenta todas sus propiedades y composici├│n nos encontramos con una semilla milagrosa y muy ├║til en nuestros aviarios. Yo llevo años poniéndola en la pasta de cría y dándosela a los pollos cuando abandonan el nido, se la pongo en tapas de conserva en el fondo de la jaula y desde que hago esto han salido adelante todos los pollos sin ningún problema. Antes había pollos que al abandonar el nido se quedaban en el fondo de la jaula y sin saber porqué los padres no les daban apenas comida, si no me daba cuenta se morían por inanición en unos días, desde que hago esto los resultados han sido estupendos.

    Volver